Etiquetas

domingo, 27 de diciembre de 2015

SOLEDAD







Imagen de la red




Nuestras miradas se cruzaron

Y un escalofrío recorrió mi piel.

 Enseguida supe lo que querías,

venías a buscarme,

 del mismo modo

que en otro tiempo te busqué yo a ti.

El silencio envolvió nuestro encuentro,

la sutileza de tu mensaje

se proyectó en mi retina.

Quizá en otro momento te hubiera amado

Tu presencia me hubiera hecho feliz.

Pero no es el momento ahora de acogerte,

 de instalarte en mi hogar.

Decidimos al unísono dejarnos un espacio

en el que el tiempo

 fuera testigo incondicional de nuestros deseos.

Decidimos acercarnos en la distancia,

oler nuestros miedos sin provocación,

acumular vivencias añejas

sin la influencia del dolor.

No hicieron falta preguntas incontestadas.

Estabas ahí,

 delante de mí...

 Aceptaré tu oferta solo por un tiempo

Sin derecho a permanencia perpetua.

Acude a mi llamada solo cuando te necesite

Cuando seas tú a quien quiero tener

 No quiero vivir en la condena

del destierro de tu propuesta.

No quiero vivir huyendo con la carga a cuestas.

Me quiero sola,

 contigo, soledad,

cuando yo te desee.

Cuando mi alma quede hueca,

con hambre de ti.

Solo así aceptaré tu presencia,

 te abriré mis puertas

para disfrutar contigo de ti

de las horas de silencio que me brindas

de  soledad conmigo,

 de soledad amiga,

 de soledad de ti.









sábado, 19 de diciembre de 2015

DESEO








Imagen de la red





Y caímos fulminados por el deseo

Rotos y exhaustos quedaron nuestros cuerpos

Envueltos en la vertiginosa turbulencia

Nos dejamos arrastrar hasta el vórtice del huracán

Allí nos mantuvimos durante horas

Sumidos  en la locura inconsciente

Del instinto carnal

Dimos rienda suelta a nuestra fantasía

A la lujuria imaginada

Al insaciable deseo de placer

Que nuestros cuerpos buscaron

A la necesidad de fundir en uno

Nuestro fuego inagotable

A la necesidad de amar

Que nuestros corazones rotos anhelaban








domingo, 13 de diciembre de 2015

TE ACERCAS EN MI SUEÑO












"El laberinto", imagen de Aída Díaz







Te acercas en mi sueño acariciando mi espacio

tan sutil y cercano te siento

que tu fragancia se funde en mi aliento.

No quieres mostrarme quién eres

Tu rostro se difumina en la espesura de mi ensoñación

Te acercas sin detenerte

No te quedas ni te vas

Rodeas con tu fantasmagórica sombra

 la penumbra de mi estancia.

Huelo tu esencia a deseos de amar

 Dejas en mí,

 por la mañana,

 el recuerdo de tu presencia.

Una vez más,

 noche tras noche

Repetición del mismo sueño

No puedo identificarte,

 pero no me eres ajeno

Me dejas cada vez un poco más de ti.

Y en mi sueño intento alcanzarte

Con inútil gesto,

 a tientas,

 busco tu proximidad.

No eres y sé que estás

Oigo el silencio de tus palabras cercanas

como eco de tus pensamientos

sin el sonido de tu voz.

Formas parte de mi sueño más arcaico

Aquel que nunca se realizó

No sé hablar de ti con elaboradas metáforas

No sé hablar de ti sin que se quiebre mi voz

 Cada noche me buscas y te acercas

vives y te instalas en mis sueños.

Te fundes conmigo en mi imaginación

Intento averiguar tu procedencia

Materializarte y realizarte

Darte nombre si no lo tienes

Solo en mi mente enajenada

Puedo nombrarte y equivocarme

Eres la esencia de mi mayor anhelo

Eres amor en estado puro

Eres amor sin condición.






martes, 8 de diciembre de 2015

A TI, AMIGA





Para mi querida y admirada amiga Aída Díaz, como muestra de agradecimiento y cariño y por el gran placer que supone para mi poder contar con su amistad. ¡Gracias amiga!








Imagen de la red



A ti querida Aída

Van  dedicadas estas palabras

 que nacen en mi corazón


A ti van dirigidas y envueltas

En suaves fragancias de cariño

De esencias del mejor perfume floral

Que en el Universo se pueda encontrar


A ti, mi querida amiga,

A la que admiro y respeto

Por todo lo bueno que hay en ti

Por la gran persona y amiga que eres


Doy gracias a la vida y al destino

Por hacernos coincidir

Porque no hay distancia insalvable

Para iniciar la amistad

Que en nuestros corazones se ha instalado


Porque estamos conectadas con el Universo

Y nuestras energías se han cruzado


Porque sé que estás ahí sin verte

La distancia no impide secar llantos

Ni escuchar risas

Estamos cerca de nuestros pensamientos


A ti, querida amiga

Va dirigido este canto,

un canto de amistad.

Del más grande de los sentimientos

Que los corazones puedan desear

Sentimiento que no se apaga

No se extingue si  se sabe mimar

Amistad incondicional

Que tiende su mano

Que sabe escuchar

Que no está a la venta

Ni tiene precio


Tesoro de incalculable valor

Que dedicaré mi tiempo a velar

A regar con mimo y cariño

Para alimentar la simiente

Y que  no deje de florecer.


Para ti, Aída, querida

Con mis mayores deseos

De Paz, amor y felicidad.








sábado, 5 de diciembre de 2015

JUGANDO A OLVIDAR









Imagen de la red



Jugando a olvidar pasados

Juegos recurrentes

Olvidos de conveniencia

Intentos de amortiguar el dolor

De ulceradas heridas

De amores frustrados,

De indiferencias eternas

Engaños camuflados en juegos

Escondidos en la conciencia

Risas con alma de payaso

Sonrisas forzadas

 Que ocultan el llanto interno

Vidas sin sentido desgastadas

Desoladas,

Abandonadas

Que no encuentran consuelo.

No sonríe nuestro hoy

Por voluntad propia

Aquel reír de otros tiempos

Añoranza clavada

En el alma deshabitada

No queda rastro  ni esbozo

Del alegre sonreír

En la boca seca y cansada

Sonrisas y llantos se entremezclan

En el juego del engaño

La mentira ha atrapado a su víctima

Ha convencido al corazón

Ha encadenado el alma

Ha vendido a la conciencia.