Etiquetas

domingo, 24 de abril de 2016

EN EL INFIERNO














Quizá esté aún anestesiada

posiblemente los efectos narcotizantes

de tu potente influjo aletargan mi razón

probablemente viva un tiempo embriagada

 dando palos de ciego en ninguna dirección

pero me niego a permanecer en esta borrachera

destrozadora de seres

destruidora de vidas

aniquiladora de almas

me desprenderé de tus adictivas garras

te despedazaré en mi mente

con toda la crueldad que mi fantasía sea capaz

 te enviaré allí, al reino de los sin alma

a las profundidades más terribles del averno

donde las llamas no dejen ni un ascua de ti

que pueda nuevamente rebrotar

me desharé de mi mayor pesadilla

y despertaré de nuevo sin recordar.





Imagen de la red



viernes, 22 de abril de 2016

RESPUESTAS














Cuando las palabras son insuficientes

Cuando pierden el significado de lo que se creyó cierto


Cuando miramos atrás con ojos desvelados

intentado rescatar las mejores imágenes de otros sueños.


Cuando la mente se contrae y no  encuentra respuesta


Cuando perdemos el tiempo

 buceando en la bravura

 de un mar encabritado sin saber nadar.


Cuando todo gira vertiginosamente a nuestro alrededor

y el mundo se expande y parece hundirse.


Cuando el cielo se cubre de plomizas y espesas nubes.


Cuando quisiéramos ser engullidos por la tierra,

que abriera sus fauces y nos sumergiera

en la espesa negrura de su interior.


Pensamos con desespero en nuestra decadencia.

En nuestra insignificancia.

En las carencias y en las ausencias.


Buscamos significado en el pasado

Las palabras que no llegaron a tiempo

las que dijimos a destiempo.


Lo que perdimos en el camino

En lo bueno que encontramos en el trayecto.


Ponemos entonces el acento

 en la fuerza que nos ha movido

nos mueve y nos moverá.


El amor que dimos

el amor que nos dieron

el que compartimos

El  que aún nos queda por entregar.


El amor es un gran pozo de inagotables reservas

no importa cuánto hayamos gastado

su fondo jamás se vaciará.


El amor da significado a la vida

por él se mueve la humanidad.




Imagen de la red





sábado, 16 de abril de 2016

ME PERDÍ














Me perdí en mi propio divagar

En un arrebato loco de incesantes

 y oscuros pensamientos.


Navegué por la oscura noche

atravesando tortuosos senderos.


Embriagada y febril la mirada,

enajenada por la distorsión

que la razón no supo entender.


Me perdí en el inframundo

inflamado de fuego y llamas.

Quemando sin rozar el aliento

que agónico jadeaba


Me perdí en el laberinto

sin encontrar salida posible

a las grotescas imágenes

del ingenioso entramado mental.


Escalofriante y tenebroso silencio

se cierne en las profundas fosas.


No hay señales de luz

que sean guías en el camino

solo negrura y vacío

por la que se precipita el alma


No hay salida en el laberinto de los lobos

todo es deambular circundando el espacio

retrocediendo y avanzando

sin encontrar lo concreto.


Completar el ciclo y comenzar.

Repetir una y otra vez

como un mismo salmo

el mismo mantra.





Imagen de la red


lunes, 11 de abril de 2016

TE VAS













Decidiste no escuchar

y escapaste sin oír

mis motivos y mi razón

lo que espero y lo que doy

lo que siento y lo que soy.


Decidiste no escuchar

 silenciando mi voz de repente

en un cobarde golpe de efecto

que lanzaste sin vacilar.


Me duele tu negación,

 tu falta de sinceridad.

Vaciaste tus palabras

con increíble frialdad

que cayeron sobre mí

 cual sentencia de muerte.


Te vas para no volver,

desapareces nuevamente

vestido de definitivo adiós.


Desapareces como una sombra

dejando en mi recuerdo

 miles de dudas

lagunas oscuras

de negras incertidumbres

que ya no se despejarán.


 Jamás podré saber

si en algún momento

hubo en tí

 un mínimo de verdad.


Perturbada y desierta

queda de nuevo mi alma

arrinconada y perdida

 en la infinidad de la nada.

deseando encontrar un oasis

en el que limpiar las heridas

lugar de refugio y alivio

para el alma derrotada.


No lloraré eternamente tu adiós

no merece un falso amor

ninguna lágrima permanente.

Borraré de mi piel el dolor

  y arrancaré tu nombre de mi mente.


Abriré mis puertas de par en par

para cubrirme de sol nuevamente.

No volverá Penélope a esperar

el regreso del navegante ausente.






Imagen de la red