Etiquetas

miércoles, 29 de junio de 2016

ESOS MOMENTOS
















Puede ser,

quizá,

es posible,

 que algún día

 nuestros caminos

 se vuelvan a cruzar,

que nuestras vidas

 se vuelvan a encontrar.


Intenté arrancarte de mi corazón,

recité mantras sin convicción.

Llegué a creer en mi autoengaño

aceptación y resignación.

Arañé motivos y

conseguí creerlos.


Sé que estoy lejos de ti

pero tu nombre

 aún sigue vivo en mi,

ocupando,

de vez en cuando,

la mayor parte

de mi pensamiento.


 Ya no hay llanto.

No sé si queda dolor.

Sé que hay momentos

 que me invade la tristeza. 

 Se apodera de mi alma,

me desalienta.

 En ese instante

busco palabras de  consuelo

 mañana será otro día,

 pienso,

 habrá pasado ya la melancolía.

Pero hoy estoy triste,

hoy pienso en ti.

Hoy... será un mal día.


Te recuerdo,

te extraño,

te echo de menos.

Siento imperiosos deseos de verte

de escuchar tu voz

de leerte  en una corta frase,

de echar a correr

y salir a tu encuentro.


De sentir tus brazos

 rodeando mi cuerpo,

de buscar tu boca

y saciar tu sed,

si la tuvieras, 

 con mis besos. 


Y de nuevo,

 surge el maldito dilema.

 Fuerzas contrapuestas

 se ven enfrentadas.

Los deseos del corazón

y las razones de la razón

no se ponen de acuerdo.

El conflicto está servido,

da comienzo la batalla.


 La  voz de la razón

me martillea,

me taladra

cual gotera constante

que a modo de tortura

mi cerebro va perforando.

Resuena su eco en mi interior

como estrepitosos truenos

 en una noche de tormenta.


¡No!

¡No debo hacerlo!

 Por fuerte que sea el yo quiero.

Debo contener mis ganas,

Debo reprimir mis deseos.


Y vuelvo a repetir el mismo mantra

y vuelvo a darme razones

y quedo otra vez atascada

en la enmarañada

red de mis emociones,

entre lo que quiero y

  lo que no debo.

Atrapada,

 en mi propia encrucijada.


No sé,

si alguna vez te viera

no sé

 qué te diría.

No sé,

si alguna vez me buscaras

no sé

si me encontrarías.

No sé,

 si nuestras vidas se cruzaran

no sé, amor,

 qué sentiría.

Sólo sé

que hoy,

 es ese mal día.

Hoy de nuevo

 has vuelto a mi recuerdo

De nuevo hoy

estoy aquí...

 pensando en ti.





Imagen de la red

viernes, 24 de junio de 2016

ALMA













Desagarrada voz

cansada,

exhausta y sin aliento

desfallecido grito

que asoma sin fuerzas

perforando las entrañas

intentando exclamar una queja

  queda muerta en la garganta.


Alma atormentada 

solitaria y perdida

 en su laberíntico pensamiento.

Oscuro torreón

de lúgubres mazmorras

en el que la oscuridad

se suma a la agonía.


Pobre alma enajenada

 que de nuevo sucumbió

a las tempestades frías

de las nieves de otro invierno.


Corazón despedazado,

descuartizado por el duelo

de un adiós improvisado

escarchado  silencio

que sin voz

 dejó la despedida.


Alma agonizante

duro hielo

iceberg sin derretir

parálisis temporal

de un reloj sin horas

oculto en la memoria

donde quedó lo vivido

atrapada en el recuerdo

de un amor que murió

sin tiempo de haber nacido.









Imagen extraída de la red."La persistencia de la memoria" ( Salvador Dalí.)


sábado, 18 de junio de 2016

ATRACCIÓN VIRTUAL















Quiero rasgar tu alma

adentrarme en tu oscura mente

estrujar tu cerebro con mis manos

 hasta palpar tus más íntimos pensamientos

Desnudarte por dentro

sin recursos ni abrigo

y dejarte en tinieblas.

Saber de ti,

 de tus deseos,

de la causa de tus temores

de la raíz de tus tormentos.

De la extraña máscara

en la que te ocultas, 

con la que al mundo te muestras.

Misteriosa intriga

 Apasionado juego

Seducción mutua

Alejamiento y

aproximación

palabras al viento.

Sin normas que seguir

dialecto motivador

entre contrincantes expertos.

Deseos reales

 de virtuales apasionamientos.

Derroche de libre palabrería

sin medida ni concierto

las reglas las marca el ritmo

conforme avanza el juego.

¿Quién provoca a quién?

¿Quedará en tablas la partida?

¿Quién ganará el juego?

¿Seremos ambos vencedores

o arderemos en la hoguera

 de nuestro propio fuego?




Imagen de la red

domingo, 5 de junio de 2016

AL PEDRAFORCA















Nunca olvidaré el momento

en el que llegaste a mí,

fue como el mejor de los trucos 

 de un número de magia 

cuando te descubrí.


  Me brindaste el espectáculo del encuentro

y ya no te olvidé

te quedaste conmigo

 muy cerca siempre,

presente en mi pensamiento.


La grandiosidad de tu estructura

enervó mi alma.

la inmensidad de tus formas

impactó de pleno

mi ingenua mirada.


Me prendé de ti,

me enamoraste,

me robaste el corazón,

 cautivando todos  mis sentidos.


 Te vi, Pedraforca,

estabas ahí,

 desafiante,

majestuosa,

espléndida

en tu envoltura

 de natural belleza.


Gran mole tallada en piedra,

eres  obra singular,

creación espontánea y natural

de la sabia mano

que esculpe la Naturaleza.


Vigía inmortal te alzas.

Eres guía

y vigilante atenta.


Ante mí te mostraste

como una alucinación óptica

surgida de la nada.

Envuelta en un manto

de vaporosas nubes despuntabas.

Como jugando al escondite

te ocultabas,

yo te buscaba,

volvías a emerger

y te encontraba.


 Me atrapaste en tu hechizo,

quedé presa de tu llamada.

 Con tu poder imantado

me atrajiste a ti,

quedé subyugada

por el hipnótico poder

 que tu belleza irradiaba.


En la visión intuí

 que no eras solo

un gigante de piedra.

Supe de mi arraigo hacia ti,

que pertenezco a tu tierra

que la distancia no puede impedir

que compartamos pertenencia.


Formo parte de tu raíz

del corazón de tus entrañas

de tu olor a hierba fresca

a mantequilla y pan tostado

a río y flores silvestres

a leche recién ordeñada,

a pasto y a ganado.

A mañanas nítidas

 y a cielo despejado

al olor a hechizo

que desprende la comarca.


 Tus singulares formas

 te dan nombre, 

estructura de pétrea

 silueta de forca.


Montaña colosal

en dos picos coronada

tartera extensa y deslizante

que ambos picos separa.


 Eres tú, Pedraforca,

mi añorada montaña

 la que me cautiva y embelesa.

La montaña embrujada,

la de las mil leyendas

de brujerías y otros cuentos,

 tú eres el rocoso emblema

de la población catalana.


Hija de tus tierras soy

y con orgullo proclamo

que berguedana soy de corazón

que en mi origen quedó impreso

el sello de tu región

tierra y cuna de mi nacimiento.

Imagen de la red