Etiquetas

martes, 26 de julio de 2016

POR SI QUISIERAS














 Por si quisieras volver.

Por si quisieras llegar a mi


 y aquí ya no estuviera,


acuérdate de cómo fui,


acércate a mi pensar,


 piensa mis pensamientos.


Si te embarga la nostalgia,

  si necesitas oír mi voz

porque me echas de menos,

búscame en tu interior,


interroga a tu corazón


profundiza en tu alma.



Si dejaste atrás tus miedos


y decides encontrarme.


Si a pesar del tiempo


no olvidaste


 lo que un día te ofrecí,


me gustaría pensar

que no te fui indiferente, 

que sigo viva en ti.



Si el camino hubieras olvidado


y mi huella no sabes encontrar

busca más allá de lo real,


donde germina el amor,


donde se tejen los sueños,


donde se crean historias


 y se quedan a medias.


Donde no existe el tiempo,


 y la fantasía se desata

Donde nada está prohibido


y se vive en libertad.

Donde se viven mil vidas


que mueren y

  nacen renovadas.

Donde nunca es mañana


y se vive siempre el hoy.



Sumérgete en mi sueño,


 forma parte de mi ensoñación.


 Suéñame en aquel lugar.


Allí,


 donde un día me quedé.


Donde de ti me enamoré.


Donde perdura la ilusión


y la realidad desaparece.


Donde la fantasía no se agota


y no hay oscuridad eterna.


Allí,


sin despertar de ese soñar,


soñándote en mi sueño.


Allí me encontrarás,


por si me quieres buscar


y el camino no encuentras.


Allí,


donde no importa morir


porque la vida comienza.







Imagen de la red




jueves, 21 de julio de 2016

EL MAR...
















Mis ojos te contemplan

 con extasiada admiración.

Provocas en mí

el deseo irrefrenable

de fundirme en ti,

 de ser una contigo

 en el bello azul de tus aguas.

 De cabalgar cual amazona marina

sobre la ondeante grupa

de tu espuma blanca.


Tú,

 que tienes el don de la embriaguez

sin necesidad de emborracharme. 

Tú,

 que eres brisa fresca

y esparces tu fragancia

 a través del aire

Tú,

 que eres mar

de tantos poemas recitados,

 de tantos cuentos ya contados.

Mar,

 mar,

 mar... 

Tantas veces mar

 como aventuras proclamadas.

Mar de tempestuosas incógnitas,

de misterios no resueltos.

Mar de navegantes de sueños.

Espectador involuntario

de tantos conflictos bélicos,

de bellas historias de amantes.

Observador infatigable

de miles de contradictorios eventos.


Es tu rumor un poderoso influjo

que relaja mi mente

y apacigua mi alma.


¿Cómo no voy a amarte

si has sido siempre

 mi fiel confidente?

¿Cómo no te voy a buscar?

si en tus suaves ondulaciones

siempre encuentro

 un mensaje de calma,

un abrazo amigo

que envuelve mi cuerpo

con la calidez de sus aguas

que en su vaivén me arrulla

y da sosiego a mi alma.


Me cuentas tus secretos.

Me inundas de sereno respirar.

Eres mi refugio

 cuando necesito cobijo

para aliviar mis penas.


Te encabritas y embraveces

 cuando algo te molesta,

 tu bravura me habla

de tus profundas heridas,

de tu dolor,

 de tu rabia,

y de tu descontrolada impotencia.


 Nadie queda indiferente

al contemplar tu belleza,

 al murmullo de tu canto.

Al sumergirse en tus adentros

penetrando en tu abisal.

Al comprobar tu inmensidad.

Al tomar conciencia

del preciado valor

 de ser el regalo

que para el mundo parió

 la sabia Naturaleza.


Sólo tú, mar,

has sido,

 eres y  serás

fuente inspiradora

de la creatividad

de millones de artistas.

Guía del pincel para el pintor.

Partitura  magistral del compositor.

Pluma en manos del poeta

de la que brotan los mejores versos

 perfectas rimas,

las más bellas letras.





Imagen de la red



sábado, 9 de julio de 2016

QUISE












Quise abrazar una estrella

y con mis dedos contar

cuántas puntas tenía.

Quise alcanzar lo imposible

y adentrarme en el sol

sin que me pudiera quemar.

Quise poder ser

 tu sueño imposible,

ser el  mar que buscabas

en un vaso de agua contenido.

Quise con desesperación

ser certeza en tu mirada.

Quise darte consuelo

y regalarte sonrisas.

Quise ser el remanso

en el que descansaran por fin

 tus aguas afligidas.

Quise ser el antídoto

que diera cura a tus heridas.

Quise ser el apoyo

de tu alma dolorida.

Quise darte amor,

quise darte paz.

De tanto querer

y soñar con imposibles

me perdí en las tinieblas

de la eterna noche,

envuelta en la neblina

de melancólica penumbra

de vacío y desconsuelo,

de tristeza y soledad.

De esa noche terrible

  que con sus garras atrapa

  a quien la mira,

 seleccionadora de almas

que solo quisieron amar.

De tanto querer como quería,

de tanto amor como quise dar

desapareció mi alma

que dejó de ser mía

me hundí en un abismo

de absoluta oscuridad.





Imagen de la red


viernes, 8 de julio de 2016

OLOR A VIDA















Olor a mar, 

Olor a río

Olor a tierra mojada

Olor a hoy

Olor a vida

Olor a reciente fragancia

Olor a olvido de ayer

Olor sin perfumes de mañana

Olor a hoy

Olor a vida

A cielo, tierra y mar

Olor a esperanza

Sabor a naturaleza viva.






Imagen de la red