Etiquetas

jueves, 26 de abril de 2018

CREENCIA















No me vence el temor

 pues ya conozco la estrategia de la que el miedo se sirve.

 No me vence el vértigo al vacío y a la nada

 al imaginarme en la cima de la montaña.

No caeré en las redes que la duda teje como tela de araña,

ni seré una presa fácil en sus afiladas garras.

No evito el desafío y mantengo firme mi creencia.

 Con fuerza late el corazón 

abierto a la confianza de que un nuevo día será cierto.

 No vacilaré ante el tiempo que se interpone y se impacienta.

 No me dejaré amedrentar

 por muchas rocas que en el camino se interpongan.

 No sucumbiré a la desazón

 negando posibilidades,

 negando la existencia del milagro.

 Mientras  quede en mi ser aliento de vida

 la llama de la esperanza permanecerá encendida.

 Mientra mi corazón emita su latido y a tu alma alcance

 será alimento de esperanza que le dé fuerza a mi latido.

Mientras mi alma se mantenga firme en esta creencia

 no hay lugar para imposibles,

 todo puede suceder y el milagro se hará posible.








Imagen de la red









     

miércoles, 11 de abril de 2018

VACÍO














 Sin voz.

Sin sonido

 Sin ti.

 Sin aire.

Sin respiración.

Sin aliento. 

Sin días.

 Sin noches. 

Sin motivos de continuación. 

Sin el mundo de palabras que guiaban la inspiración.

Sin revoloteo de mágicas formas que poblaban el sueño en cada  estación.

Sin sonido, 

 se congela la faringe en perpetua afonía paralizando la voz. 

Sin ti. 

Adormecido al compás de tu silencio 

se ahoga el cántico que borda el final del último acto

 de una obra inspirada en el más puro amor. 

Sin ti.

Sin voz. 

Sin contenido.

 Vacío.

Nada.

Desintegración, 

Despoblado sueño.

 Caos.

Desplome.

Sin sentido y sinrazón.

 Hormigueo que el cuerpo recorre antes de paralizar el tiempo, 

de consumir segundos en el silencio eterno de la no-comunicación.

Se acallan las tormentas. 

 Estallidos que abortan. 

Sucumbe la luz a las sombras,

 se acrecienta el hábito de sellar el pensamiento. 

Enmudece la noche en la que se precipita el alma,

 en el abismo se pierde y errante y sin rumbo vaga entre tinieblas.

 En el olvido del silencio quedó sepultado el sonido,

 en el frío vacío yace el eco del recuerdo de mi voz.










Imagen de la red









jueves, 5 de abril de 2018

SENSACIONES














La magia de tu sonrisa es el vestido con que se cubre mi alma.

El hechizo de tu mirada es el que mi espejo muestra al recordar tu imagen cada mañana.

 La caricia de tu alma es el bálsamo que me apacigua y me sosiega en mis horas bajas.

 La placidez de tus brazos son mi refugio cuando me pierdo en la nada.

 Tu cadenciosa voz en mis sentidos se instala como melodía suave,

  al compás de su ritmo mi cuerpo se mece en una seductora danza.

La locura y la ternura de tus besos el sentido me arrebata,

desvestida quedo de toda cordura

 invadida por intensas emociones que a mi corazón delatan.

 El poder de tus palabras me libera de los miedos y ahuyenta mis fantasmas.

 El amor que me acompaña de tu esencia se alimenta y todo mi ser irradia.

Al amor que por ti siento profundas raíces le crecieron

 alumbró con su luz el oscuro camino de todos los inviernos

 disolviendo las tristezas e impregnando mi alma de eternas primaveras.









Imagen de la red