Ir al contenido principal

NOS DIJERON

 





Nos dijeron que debíamos ser lo mejor del repertorio en la gran obra de la vida, nos enseñaron a ser las mejores madres, las hijas perfectas, las hermanas amables, las fieles esposas, amantes sumidas de sonrisa abierta.

Nos enseñaron a darnos a los demás, a quedarnos sin aliento por satisfacer las necesidades familiares a jornada completa. Aprendimos a ser para los demás olvidando ser para nosotras mismas, aprendimos a ser la versión solicitada en cada circunstancia adquiriendo múltiples identidades olvidando en ellas la auténtica.

Abandonamos, en muchos casos, nuestros deseos en pos de los deseos ajenos, comprendimos con el tiempo cuánto nos habíamos volcado en los demás relegando a otro plano darnos el amor que a nosotras mismas nos debemos. Muchos sueños se perdieron en la noche y la desazón se incrustó en el alma creando un vacío insostenible al contemplar la realidad en la que vivimos sumidas.

Ante la abrumadora realidad nos toca aprender a tomar conciencia y a vernos como prioridad, aprender a amarnos en primera persona, volcarnos en nuestras necesidades y construir nuevos sueños a partir de un nuevo aprendizaje en el que el amor propio sea el que impere en nuestro auténtico SOY.




Imagen de la red


Comentarios

  1. Somos el producto de una educación donde la mujer pasaba sin ser vista, oída o valorada. Y lo peor es que nos lo hicieron creer que es así... pero no, mi querida Marina, somos nuestro propio amor y aprendizaje. Y tú lo has dicho precioso.

    Mil besitos con mucho cariño y muy feliz noche, preciosa ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es mi querida Auro, bien lo sabes. Sobre todo en la mujeres de mi generación fue así, aunque hoy en día todavía se da. Valorarnos y amarnos en primera persona es algo que debemos aprender desde que se nace.
      Gracias infinitas preciosa.
      Abrazo inmenso que acaricie tu alma.

      Eliminar
  2. En el camino de la vida hubieron y hay flores y espinas. Pasa que siempre el complacer al otro pintaba de un color bonito, como el de las flores, y nos sentíamos satisfechas (al menos a mí me ha pasado). Que el otro se sienta bien y a gusto, no importaba si relegábamos a segundo plano nuestros deseos.
    Hoy día estoy y soy yo, y después el otro. Lo puedo decir y afirmar que eso no me pone mal como antes sí, me hubiera sentido pésima. Quizás es por la situación en la que vivo, gracias al Creador y al Universo, y a mi trabajo permanente casi sin descanso algunos días, tengo lo suficiente como para no depender de nadie.
    Creo que me entenderás querida Marina lo que quiero decir.
    Muy bien está tu escrito, me hizo remontar al pasado desde mi adolescencia y juventud.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo entiendo perfectamente querida Elsa. Precisamente esa era la educación que recibíamos en mi época infantil. Llegar a entender lo que somos y valorarnos desde el amor hacia nosotras mismas es algo que descubrimos con los años, mirando al pasado, no para quedarnos ahí, sino para avanzar en dirección darnos todo lo que merecemos y necesitamos amándonos por sobre todas las cosas.
      Gracias por mostrar esa parte de tu vida.
      Un abrazo enorme con todo mi cariño.

      Eliminar
  3. Cuantos sueños se pierden en la noche Marina, que preciosidad. Un abrazo. Precioso blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, Njuria, son muchos los sueños que se pierden en la noche...
      Gracias por tu visita, preciosa.
      Abrazos con todo mi cariño.

      Eliminar
  4. Marina, cuanta verdad has expresado en estas pocas palabras, y gracias que aun estamos aquí para enmendar en parte todos esos desaires que nos hicimos nosotras mismas, hoy entendimos que somos valiosas y que el amor empieza con nosotras mismas, que también somos prioridad.

    Me ha encantado leer tus adentros y saber que hemos dejado atrás muchas cosas, y que aun hay mucho amor para brindarnos y mimarnos..

    Abrazos almicos para tu bello y sensible Ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Harolina, qué alegría tan grande verte por aquí mi querida amiga!
      Pues así mismo es, tal y como lo dices, por suerte podemos enmendar una parte de esos desaires como bien dices y brindarnos todo el amor que nos debemos.
      Espero que estés bien y te imagino felizmente dedicada a disfrutar de tu nuevo estado como abuelita.
      Te dejo un abrazo inmenso con todo mi cariño. Feliz fin de semana querida.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

RECUPERANDO

  Recuperando el olvido al que partió el recuerdo, recuperando el tiempo no vivido se mantiene el alma a la espera de alcanzar la paz, conquistando el presente, desterrando pasados, sin forjar futuros ausentes. No existe momento más sublime y cierto que despertar de la ceguera en el ahora a cada segundo, a cada respiración sin contener el aire dentro y fluir con la certeza de vida contenida en la inhalación del preciso instante. Recuperando la paz con el pleno convencimiento de encontrar sosiego a través de los dictados que del corazón provienen, alejando la manipulación mental, ignorando exigencias externas, adentrándose sin vacilar en las profundidades donde el alma se refugia y queda a salvo de la ignorancia del tiempo. Recuperando los sonidos conocidos de una voz que cada vez se hace más fuerte y se hace escuchar a través de los adormecidos sentidos que lentamente reaccionan y despiertan al recuerdo, desnudos de todo contenido sobrante, apoderándose de la esperanza de renacer y com

EN LA PENUMBRA

  En la penumbra de todo espacio, rodeada de nada y noche, de luz y todo, cubiertos los pensamientos con reflejos de silencio que acompasan las horas de madrugadas de embriagado ensueño, esculpiendo luces de fantasmagóricas formas, inventando patrones de nuevos tiempos. En la penumbra del espacio en el que se envuelve la magnitud de un tiempo inexistente, donde se gestan y paren múltiples proyecciones que dan vida y forma a las ideas que fluyen como manantiales de agua pura, fuentes de cristalinas aguas en la que se contemplan las imágenes creadas escapando de los argumentos convencionales con que la mente en su retahíla intenta convencer al sagrado poder que habita en el interior de la inmensidad de su existir. En la penumbra, escuchando el silencio en un compás de apacible calma, deshaciendo los obstáculos que crecieron como enormes montañas de granito, elevando su cúspide hacia el infinito, cayendo en la madrugada tras el último estertor del sonido. Soliviantando el silencio, interr

MI MUNDO

    Me llamo Alberto y estoy aquí más por mi madre que por mí que es la que considera la necesidad de que haga terapia con un psicólogo. Sinceramente, debo decirle que no hay en mí preocupación o problema de ningún tipo relacionado con mi "ausencia del sentido de la vista". Mi pobre madre se empeña en creer que no soy feliz y que vivo aislado de las personas en un mundo de oscuridad, pero nada más lejos de la realidad. Vivo en un mundo que he construido para mí ¿por egoísmo? pues quizá sí. No echo de menos nada de lo que me cuentan del exterior, ese mundo lleno de codicia en el que se perdió el concepto de humanidad. Vivo en mi mundo feliz, sin echar de menos nada de lo no conocido, dispongo de otro tipo de visión de la que muchos están desprovistos, veo a través del corazón, con los ojos del alma y de la intuición. Soy arquitecto, mago, constructor de sueños y realidades impensables para el ojo del que no ve más allá de la falsa realidad en la que se mantienen dormidos. Soy