Ir al contenido principal

EN EL SILENCIO






Cae sobre mí el silencio como copos de fría nieve, escarchadas formas que van calando mi cuerpo hasta convertirlo en una rígida estatua de hielo. Siento caer con lentitud las gotas heladas de una lluvia tan invisible como tangible que congela la sangre en mis venas. 

Ensordecida la madrugada se niega a despertarme del profundo sueño y me hundo y me hundo y sucumbo en los pliegues de la noche. Inmutable ante el frío silencio en el que mi ser se introduce en un suspiro contenido acentuando el desamparo en el eco del vacío en el que contemplo la desproporción de pensamientos. 

Se dispara el tiempo en un veloz recorrido por las sendas inescrutables donde nada es permanente, todo gira sin cesar a velocidad de vértigo, bailan las horas en el mismo silencio donde me cobijo en busca de un equilibrio que a solas consigo cuando se aplaca la tormenta y la calma vuelve en el interior del vórtice en el que quieta me mantengo.




Imagen de la red



Comentarios

  1. Hermosas letras, te he acompañado en esta tormenta emocional. Besos muchos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu compañía, Marijose.
      Abrazos muchos para ti también.

      Eliminar
  2. Me sumergí en tu sueño, querida, Marina, en donde el plácido silencio es tan helado que parece hundirnos en un abismo. Y al despertar, los pensamientos de lo vivido se van acomodando en esa calma en la que deseamos estar. Entonces se trata de entender.

    Es hermoso, como has descrito esos momentos donde el tiempo, las horas..., transcurren veloces por entre las emociones vividas y sentidas. Gracias, por este paseo onírico lleno de matices. Ha sido un verdadero placer leerte en tu estado de Luz.

    Un abrazo enorme, a tu bello Ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mila, qué bonitas y certeras palabras, me alegra saber que te ha gustado y que te hayas sumergido en este sueño de frío silencio. El placer es mío al tenerte cerca, gracias infinitas por ser y estar corazón.
      Abrazo inmenso con todo cariño, alma bella.

      Eliminar
  3. ¡Hola, Marina! El silencio tiene muy mala prensa hoy día, parece que permanentemente debemos estar conectados a algo, y que no hacerlo nos sumerge en el aislamiento o soledad, que también son anatemas en esta sociedad. El silencio es frío, pero logra algo tan importante como permitir encontrarnos con nosotros mismos y nuestra propia realidad. Y ello jamás es una pérdida de tiempo. Un fuerte abrazo y feliz verano!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola David! Pues tienes toda la razón del mundo, estar conectados a algo se ha convertido en necesidad y donde realmente debemos estar conectados es a nosotros mismos. El ruido exterior nos desborda la mente y de ese caos solo se sale acallando la mente a través del silencio.
      Mil gracias por tu valiosa aportación. Un abrazo enorme con todo cariño y mis deseos de que disfrutes mucho del verano.

      Eliminar
  4. Marina, me ha gustado mucho esa imagen, es muy enigmática y significativa, tanto como lo es ese silencio que tan bien describes, el cual se siente gélido y nos mantiene inmutables, pero que nos va aquietando y proporcionando un delicioso equilibrio que solamente a solas, en el silencio exterior e interior, escuchando el eco del vacío, se consigue, y de seguro nos deja una cálida sensación de plenitud, cual si fuéramos un árbol a la orilla de un río.

    Encantada de leerte querida. Abrazos llenos de silencio para tu bella alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harolina, qué bonito lo dices, me encanta la comparación con el árbol a orillas de un río, ciertamente es un estado de completa plenitud.
      Gracias infinitas por tu tan querida y valiosa huella, querida amiga.
      Te dejo un abrazo envuelto en plácido silencio que acaricie tu bello Ser.

      Eliminar
  5. Nada es permanente, es verdad, ni siquiera el silencio.
    Bonito paseo me he dado por tus letras tan expresivas llenas de sentimiento.
    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que hayas disfrutado de tu paseo querida Elsa, todo un honor para mí que así haya sido.
      Gracias infinitas por tus generosa palabras amiga querida.
      Abrazo inmenso para ti también con todo mi cariño.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

BÚSCAME

           Búscame en las profundas aguas del océano, búscame en la inmensidad del cielo, búscame después de la tormenta, cuando acude la calma, cuando la mente se sosiega. Búscame en el torrente que fluye del manantial, río abajo, persiguiendo su destino hasta fundirse en el mar. Búscame entre las flores silvestres, entre el aroma que impregna la tierra cuando la lluvia cae como nutriente de vida que tanto se espera. Búscame dentro de ti, ahondando en tus deseos, profundizando en mis sueños, despertando del letargo, adormeciendo los silencios. Búscame en la inmensidad del todo del que formas parte desde la noche de los tiempos.     Imagen de la red

AMANECISTE

  Amaneciste de entre la blanca espuma de un mar sereno que acunaba tu desnudez mientras la brisa marina esculpía y daba forma a tu latido. Amaneciste de la ingravidez sobre las olas del mar dispersando por el aire aroma de paz en armónica cadencia con la vida. Amaneciste sin hacer ruido, casi de forma imperceptible, mecido por  el suave vaivén de las olas que te acercaron a la orilla. Amaneciste desde la estrella más brillante, desde la luz del sol, desde el caudal de los ríos, desde la frondosidad de los bosques, desde la vegetación y la fertilidad de la tierra. Amaneciste de entre las montañas, de las entrañas de la Madre Tierra. Amaneciste desde el Universo en explosión de vida expandiendo tu latido por la inmensidad del espacio infinito. Deslumbraste con tu sutil presencia a viajeros del tiempo que deambulaban perdidos en viejas quimeras, a inseguros caminantes que iniciaron el peregrinaje en busca de respuestas. Eres el faro que guía con su luz a navegantes que el rumbo perdieron

VIDA

  Asoman tus raíces desde las entrañas de la tierra, se extienden abrazando el tiempo imperturbables. Impronta de vida fluyendo a cada instante en el continuo vital, alzando tu majestuosidad hacia el firmamento, acariciando con el ramaje que corona tu copa el aire que te envuelve, oxigenando el entono, dispersando aromas de verde naturaleza en la frondosidad del bosque por el que la mirada del caminante se posa y maravillado te observa. Fotografías de mi autoría tomadas en el Parque Natural del Montseny (Barcelona) Mila Gómez me ha hecho este hermoso regalo poniendo su voz en el texto. Mi gratitud es infinita y la emoción que me embarga muy grande.  ¡¡¡GRACIAS ALMA  BELLA!!!