Etiquetas

martes, 30 de octubre de 2018

ESTRELLA ÚNICA















Envuelta entre opacidades y transparencias su cuerpo reposaba. Cortinas de vaporoso blanco emergieron de entre los silencios y verificó que la neblina su respiración no comprimiera. Tejió en la noche insomne todas sus quimeras y se dejó seducir por el sueño que traía en sus brazos el no transcurrir del tiempo.

 Soñó con todas sus muertes y cada uno de sus renacimientos, se vio a sí misma cómo una y otra vez sus  pedazos se recomponían y como el Ave Fénix de las cenizas a la vida volvía. Soñó con alas de fuego que la izaron hacia el espacio iluminando con su luz las almas que atrapadas quedaron entre el frío y el fuego.

 Se bañó en nostálgicas aguas que de su interior provenían recuperando el brillo que antaño dejara en su abismo. Alcanzó la más bella y brillante de las estrellas que la noche dibujara en el firmamento con rúbrica especial para ella: 

"Solo para ti brilla esta noche mi luz, acaricia el aura que tu cuerpo rodea y hazme tuyo en el esplendor de la noche de plenilunio" 

Voraces se tornaron los planetas que quisieron arrebatar el fulgor y la firma de aquella preciada estrella.

 Desde las capas más profundas de su Ser interno percibió el eco de la llamada: 

"Solo para ti encendí la luz, no cambies el rumbo y camina observando las señales que te guían en el sendero. Sigue por el camino que trazó el destino y hazte brillo en mí como apéndice que nace del corazón y se expande propulsado a velocidad del rayo por el espacio y el tiempo hasta alcanzar el más sublime de los momentos, para así, por siempre, sellar el sagrado encuentro de nuestras almas en el Universo".










Imagen de la red