Etiquetas

martes, 28 de julio de 2015

Sentada en tu orilla












Sentada en tu orilla

Y mecida por el arrullo de tus aguas

Me haces partícipe de tus lamentos.

Me hablas con impotencia de tus pesares

De tu sufrimiento

No quieres continuar siendo

El cementerio de más vidas humanas.


Contemplas día a día horrorizado

Como mueren las esperanzas

De los deshauciados por las guerras


Y lloras con desesperación

Y tu llanto se convierte en maremotos salvajes

Tus cálidas aguas se tornan más bravas

Ya no tienes control sobre tu impotencia.


Me haces tu confidente

Y lloro contigo

Hago mío tu dolor

Y quiero gritar contigo

Quiero ser el eco de tu rabia

Quiero contarle al mundo

Que no quieres ser el destino de más vidas sin esperanza

Que no quieres mecer con tu vaivén

Más víctimas olvidadas.



Imagen de la red




2 comentarios:

  1. Un gran poema solidario este tuyo, amén de bello, querida Marina. Yo también me sumo a ese llanto por quienes no tienen ya ni esperanza. Comparto con el mayor de los gustos, amiga mía. Muchos besos y muy feliz semana :-))

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras Mayte y por tu gesto de solidaridad al compartir estas letras con sabor a la triste tragedia que se repite diariamente. Besos miles y feliz semana para ti también amiga.

    ResponderEliminar