Etiquetas

domingo, 5 de junio de 2016

AL PEDRAFORCA















Nunca olvidaré el momento

en el que llegaste a mí,

fue como el mejor de los trucos 

 de un número de magia 

cuando te descubrí.


  Me brindaste el espectáculo del encuentro

y ya no te olvidé

te quedaste conmigo

 muy cerca siempre,

presente en mi pensamiento.


La grandiosidad de tu estructura

enervó mi alma.

la inmensidad de tus formas

impactó de pleno

mi ingenua mirada.


Me prendé de ti,

me enamoraste,

me robaste el corazón,

 cautivando todos  mis sentidos.


 Te vi, Pedraforca,

estabas ahí,

 desafiante,

majestuosa,

espléndida

en tu envoltura

 de natural belleza.


Gran mole tallada en piedra,

eres  obra singular,

creación espontánea y natural

de la sabia mano

que esculpe la Naturaleza.


Vigía inmortal te alzas.

Eres guía

y vigilante atenta.


Ante mí te mostraste

como una alucinación óptica

surgida de la nada.

Envuelta en un manto

de vaporosas nubes despuntabas.

Como jugando al escondite

te ocultabas,

yo te buscaba,

volvías a emerger

y te encontraba.


 Me atrapaste en tu hechizo,

quedé presa de tu llamada.

 Con tu poder imantado

me atrajiste a ti,

quedé subyugada

por el hipnótico poder

 que tu belleza irradiaba.


En la visión intuí

 que no eras solo

un gigante de piedra.

Supe de mi arraigo hacia ti,

que pertenezco a tu tierra

que la distancia no puede impedir

que compartamos pertenencia.


Formo parte de tu raíz

del corazón de tus entrañas

de tu olor a hierba fresca

a mantequilla y pan tostado

a río y flores silvestres

a leche recién ordeñada,

a pasto y a ganado.

A mañanas nítidas

 y a cielo despejado

al olor a hechizo

que desprende la comarca.


 Tus singulares formas

 te dan nombre, 

estructura de pétrea

 silueta de forca.


Montaña colosal

en dos picos coronada

tartera extensa y deslizante

que ambos picos separa.


 Eres tú, Pedraforca,

mi añorada montaña

 la que me cautiva y embelesa.

La montaña embrujada,

la de las mil leyendas

de brujerías y otros cuentos,

 tú eres el rocoso emblema

de la población catalana.


Hija de tus tierras soy

y con orgullo proclamo

que berguedana soy de corazón

que en mi origen quedó impreso

el sello de tu región

tierra y cuna de mi nacimiento.

Imagen de la red


5 comentarios:

  1. Hermosas letras a esa majestuosa montaña y tu raíz de Bergueda, una bellísima imagen se recrea al leerte, pero lo más lindo es ver el amor por tu tierra, el cual lo manifiestas extraordinariamente.
    ¡Visca Berguedà i la seva majestuosa Pedraforca!

    Me ha encantado descubrir algo tan hermoso de tu vida Marina.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tu hermoso comentario Viviana, me ha emocionado...nací en La pobla de Lillet...precioso valle!!! Visca Berguedà, sí!!! Besos y abrazos miles amiga.

      Eliminar
  2. Hermosas letras a esa majestuosa montaña y tu raíz de Bergueda, una bellísima imagen se recrea al leerte, pero lo más lindo es ver el amor por tu tierra, el cual lo manifiestas extraordinariamente.
    ¡Visca Berguedà i la seva majestuosa Pedraforca!

    Me ha encantado descubrir algo tan hermoso de tu vida Marina.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar