Etiquetas

sábado, 24 de octubre de 2015

NAUSEA













¿Quedará la angustia en mi alma instalada?

¿Se precipitará y se expandirá

 como una sonda maldita por mi cuerpo?

La nausea que produce el vacío,

el olor perfumado de la nada.

No hay disfraces que la camuflen,

vive ahí,

atormentando mi pobre corazón descuidado.

Desvalido de abrazos y caricias,

de ternuras soñadas.

Desprovisto de su mejor traje,

deshecho en lágrimas incesantes.

No sabe mi angustia por qué viene

No sabe mi alma el motivo.

Pero ahí está,

como guardiana de lo no custodio,

de lo que no quedó en su momento vivido

Deseos inagotables azotando,

heridos de tanta soledad,

dolorosa nostalgia sin sentido

que inunda mejillas

 de lágrimas desbordadas.

Humedades inagotables

dan rienda suelta

 al caudal que las guía.

Oscura y silenciosa angustia

que habita sin ser invitada

en las almas de corazones rotos

fragmentados por espadas

ahondando en lo más profundo de su herida.

Nausea enemiga de corazones alegres

busca anidar y quedarse para siempre

¿Se perpetuará su estancia en este cuerpo?

¿O quedará,

junto con el recuerdo

del amor soñado

en el mundo de la nada?

En el rincón sin vida del olvido.




Imagen de la red



No hay comentarios:

Publicar un comentario