Etiquetas

lunes, 7 de marzo de 2016

HERMETISMO













Te encerraste en tu interior

Queriendo ocultar tus cicatrices

Decidiste no darte a los demás

Y cubriste tu piel con hielo

Dejaste tu rostro sin expresión para no mostrar tus miedos

Huyes, huyes de ti y de tus sentimientos

Como una ostra altiva custodiando su tesoro

Por temor a destapar su contenido

Te alejas cada vez más y escapas

¿Cuánto tiempo podrás soportar tu propio destierro?

No hay amenaza mayor que el miedo al propio miedo

Vivir con miedo a temer,

Con miedo a amar

Escapar,

Huir

Pasar por la vida huyendo de la realidad

Sin mirar a tus miedos de frente

Sin darte permiso para ser

Sin darte permiso para desear

Volviste a cerrar la puerta

Levantaste tu torre hermética

Cercando tu esencia para la eternidad.



Imagen de la red




4 comentarios:

  1. El encierro puede ser una eleccon sin miedos.Hay momentos, en que es necesario ese encierro, para salir después y ver las cosas con claridad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ese sentido tienes razón, pero no me refiero a ese encierro, me refiero al encierro para huir de nosotr@s mismos y no hacer frente a nuestros temores. Muchas gracias Eric por tu comentario y tu visita. Un abrazo amigo.

      Eliminar
  2. Es una fantasía pretender huir de nosotros mismos. Tampoco podemos hacer nada cuando alguien que amamos decide hacer silencio y encerrarse, tan solo dejar que pase. Un abrazo, Marina.

    ResponderEliminar