Etiquetas

jueves, 10 de mayo de 2018

QUISE DARTE...












Quise abrazar tu montaña y deslizarme suavemente por la escarpada pendiente de tu ladera. Quise fundirme contigo abriendo surcos en  la tierra y penetrar en tus entrañas y ser parte de las raíces que hacia tu alma se elevan.

Quise ser fuego templado y hielo ardiente al mismo tiempo, ser termostato natural que graduara la temperatura de tu cuerpo, protegerte del frío del oscuro invierno y sofocar el calor del tórrido estío.

Quise olvidarme del tiempo, convertirme en ave y volar hacia el espacio infinito, despejar el camino de piedras y guijarros, alfombrar el paso con pétalos de terciopelo, perfumar el aire de frescas fragancias y esencias silvestres.

Quise ser tu amiga, tu compañera y tu amante, ir junto a ti de la mano por el sendero del destino y emprender juntos el viaje de regreso a la paz del Universo, regreso en amor y libertad al destino de común origen.

 Quise conquistar el viento y fui el azote de la imprevista tempestad, quise derramar mi llanto sin que quedaran surcos, ni rastro, ni huella en mis agotadas cuencas.

 Quise en todo momento mostrarme ante ti sonriente, ocultar el dolor y el tormento de mi alma, que pudieras ver tu imagen en mis ojos reflejada sin velos de tristeza ni amargura que los delataran, envolverte en mil sonrisas y por siempre susurrarte que de tanto como te amé y te sigo amando todo y más quisiera darte. 









Imagen de la red









6 comentarios:

  1. muy triste Marina. Sera que yo estoy demasiado sensible. Besos cielo y sonrisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, sabes que en la vida pasamos por momentos de todo. Sí, puede que sea triste pero el hecho de amar y dar siempre es bonito aún en esa misma tristeza del momento.
      Gracias todas corazón.
      Besos y abrazos todos!!❤😘🌺🌹

      Eliminar
  2. Hola Marina, así es querida amiga, por la vida se pasa por un camino de rosas, pero sin olvidar sus espinas.
    Tenemos que cuidar ese sendero para que otros lo cuiden.
    La triste realidad de este poema, nos hace reflexionar, que aún estamos a tiempo de rectificar, no seamos egoistas, dar para recibir aunque el tallo del rosal este lleno de espinas.
    Feliz semana querida Marina.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen, así es la vida querida amiga, con sus rosas y sus espinas. Intentar apartarlas del camino para que si se clavan sean lo menos dolorosas posible.
      Gracias infinitas por tu presencia y compañía en este recorrido.
      Que tengas un bonito fin de semana guapísima.
      Besos y abrazos todos desde mi alma.

      Eliminar
  3. El amor no entiende de medidas ni de pesos... donde haya entrega no hay reservas porque sólo se quiere la felicidad del otro aun por encima de la nuestra.

    Te he percibido con mucho sentimiento, mi querida amiga.

    Mil besitos para tu finde, corazón ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida Aurora, gracias infinitas por tu presencia y palabras amiga mía.
      Te deseo un bonito fin de semana corazón lindo.
      Besos y abrazos todos!!!

      Eliminar