Etiquetas

domingo, 13 de noviembre de 2016

QUERIENDO OLVIDAR












Queriendo olvidar

 poniendo las oportunas distancias,

muros de contención

 entre lo vivido y lo soñado.

Queriendo recordar el olor

que tu piel dejó en mi deseo.

Queriendo locamente creer

que la realidad superó al ensueño.

Empeñado en buscar la razón

en el olvido desmesurado

no queda tiempo para olvidar

se agota el tiempo de los recuerdos.

Giros y más giros entorpecidos

por la mente descarriada.

Busca incesante la palabra

que dé paz y sosiego a su alma.

No hay recuerdos que se pierdan

cuando el corazón aún sangra.






Imagen de la red




15 comentarios:

  1. En La mujer justa de Sandor Marai se dice que la verdadera venganza, la única, la perfecta es cuando ya no quieres saber nada de el otro, no le deseas nada malo ni nada bueno, ya no puede hacer sufrir. En ese momento no se recuerda, es el olvido.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no recordar es el olvido absoluto, de alguna forma se da paso a la indiferencia...Gracias Conxita por tu visita y comentario. Un gran abrazo, amiga.

      Eliminar
  2. Los recuerdos giran en nuestra mente como alas de mariposa que no olvida el vuelo... Los recuerdos de ese deseo que dejó sangrando al corazón.

    Un poema bellamente nostálgico que me encantó hoy descubrir aqui en tu lingo blog, amiga Marina.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente Estrella, la mente es imparable en cuanto a esos recuerdos y por mucho que se la quiera frenar están ahí. Agradecida siempre por tus palabras y por tu visita, amiga. Un gran abrazo!!!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado Yolanda. Un fuerte abrazo y gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  5. Nostalgia vestida entre versos.
    Es muy doloroso el poder que tiene sobre nosotros ese recuerdo, que se niega o negamos olvidar. El tiempo por suerte todo lo cura o nos enseña a vivir con ello.

    Profundo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tus generosa palabras Irene. Sí, amiga, el tiempo suaviza todas las heridas por profundas que sean. Un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. Es un placer leerte con esta intensidad.

    Mil besitos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tus palabras y tu visita Auroratris. Besos para ti también!!!

    ResponderEliminar
  9. Marina, hermoso y melancólico.
    Cómo olvidar lo que fue tan importante, sólo se logra aquietar el alma con el tiempo, pero dejar de sentir cuando esos recuerdos regresan, es imposible. Mientras más se intenta, menos se logra.
    Un abrazo y besitos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Viviana, cuando esos recuerdos danzan una y otra vez a pesar del tiempo, por más que se intente olvidar no se consigue en el momento. Por suerte siempre acontecen cosas que los llevan a otro plano. Gracias amiga por dejar siempre tus palabras. Besos y abrazo muchos!!!

      Eliminar
  10. A veces quieres olvidar, lo crees necesario e importante pero cuando
    se trata de olvidar a la persona que amas prefieres sufrí antes que olvidar.
    Saludos Marina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, sin querer los recuerdos se agolpan y nos traen a la memoria personas o acontecimientos significativos de nuestra vida. Lo malo no es recordar o querer olvidar, lo malo sería que esos pensamientos o recuerdos permanecieran en nuestra día adía de manera incesante.Gracias por tus palabras y tu visita Isidoro. Un gran abrazo amigo!!!

      Eliminar