Etiquetas

lunes, 14 de noviembre de 2016

NUEVO AMANECER















 Acariciaré mi alma

 que quedó destemplada.

Escucharé por fin

 la voz  que no escuchaba.

Repararé el daño

 de la mente trastornada.

Me detendré paciente y,

 con vista relajada,

  observaré mi imagen

 reflejada en el espejo.

Bucearé en su fondo 

 con mirada introspectiva

 buscando en ella todos mis porqués. 

Me obsequiaré con vida

 y disfrutaré con plenitud 

 a cada momento de ella.

No malgastaré ni un solo segundo

en sufrimientos vanos

que me impidan vivir.

Compondré de nuevo

 hermosas sinfonías

de bellas armonías

 y versos renovados.

Escucharé mi voz

 que quedó callada

 como si ahora fuera la primera vez.

Me declararé libre

 y lo silbará el viento

entonces ya sabré que sobreviví.

Que continúo aquí,

que sigo existiendo.

Que se desvaneció por fin

 la oscuridad que me envolvía

y de nuevo la luz iluminó mi ser.

Que por muchas sombras

 que entorpecieron mi camino

jamás abandoné 

y siempre resistí.

 El viaje continúa

 y sigo construyendo

un mundo de ilusiones,

 de anhelos y deseos,

de risas y esperanzas

 para proseguir.

A pesar de las cicatrices

y dolores pasados

no me vence el miedo 

ni las ganas de vivir.

Porque en cada espina

 que quedó clavada

me dejó en la vida 

algo nuevo que aprender.

No sucumbiré a las adversidades

ni alimentaré recuerdos

 en forma de dolor.

Con la claridad del día 

y la lucidez del alma

 siento aligerar la carga

que sobre mi espalda

tanto tiempo soporté.

Mi corazón palpita

 porque sigue vivo.

Escucho agradecida

 su acompasado latido

que hace danzar mi alma

con un brillo de esperanza

 ante el nuevo amanecer.





Imagen de la red




7 comentarios:

  1. Marina, que hermoso lo sentí al leerlo. Esa intensidad y seguridad de continuar disfrutando de esta maravillosa vida a pesar de la carga que se lleva, pues eso es vivir, continuar a pesar de adversidades y aprender en cada paso dado.
    ¡Bravo! Me encantó amiga.
    Besitos y abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  2. Tus palabras siempre me sirven de aliento Viviana. Gracias por tu generosidad amiga. La vida es un continuo aprendizaje mi querida amiga y de las malas experiencias es de las que obtenemos las mayores lecciones sin olvidarnos que la vida es maravillosamente maravillosa y hay en ella infinidad de cosas buenas que debemos disfrutar. Miles de besos querida amiga.

    ResponderEliminar
  3. Marina. En esta vida sufrir es otra asignatura que de la cual tenemos que aprender.
    Y de ello se trata... Cuando aprendemos a sufrir, también aprendemos a vivir...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto Isidoro, la vida se compone de sufrimientos y alegrías, no se desarrolla en línea recta. Gracias por tu visita y comentario, amigo. Un gran abrazo.

      Eliminar
  4. Para eso nos fue dada la vida, para disfrutarla a plenitud sin perdernos nada. Aunque nosotros nos empeñamos en perder una buena parte de ella pensando en el ayer, sufriendo o intentando adelantarnos al mañana. Ahí se pierde un tiempo precioso en lugar de disfrutar el ahora para que no se nos escape.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  5. Para eso nos fue dada la vida, para disfrutarla a plenitud sin perdernos nada. Aunque nosotros nos empeñamos en perder una buena parte de ella pensando en el ayer, sufriendo o intentando adelantarnos al mañana. Ahí se pierde un tiempo precioso en lugar de disfrutar el ahora para que no se nos escape.

    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la asignatura que siempre queda pendiente Jonh, por desgracia aún sabiendo la teoría o nos anclamos en el pasado o nos proyectamos hacia el futuro y nos olvidamos de lo auténtico que es el AHORA. Gracias por tus palabras y tu visita amigo. Un gran abrazo.

      Eliminar