Etiquetas

domingo, 20 de noviembre de 2016

TODO EL AMOR













Si necesitas de mí

ya sabes dónde me encuentro,

siempre muy cerca de ti,

dándote todo mi amor,

toda mi comprensión 

y todo mi consuelo.

Así te lo haré saber

 aunque guarde silencio.

Si las fuerzas te fallaran

te daré todo mi aliento.

 Seré tu punto de apoyo

 en este doloroso duelo.

Te cubriré de amor 

y mis brazos abriré

para dar cobijo a tu dolor

y des rienda suelta a tus penas.

En mí siempre encontrarás

una lámpara encendida

para que te asomes a mi luz

cuando te sientas perdida.

Seré un paño para ti

dispuesto siempre a enjuagar

 las lágrimas que tus ojos viertan.

Haré de colchón en el abismo

por si te sientes caer

no llegues al hundimiento.

Porque te quiero

 y quiero que sepas

que aquí siempre estaré,

 que nunca te fallaré,

las madres... siempre están cerca.






Imagen de la red





5 comentarios:

  1. Un regalo precioso que tu hija habrá acogido con alegría, porque todos los días no le regalan a uno el amor hecho verso.

    Nadie acoge y sostiene como lo hace una madre.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es así Jonh. Las madres tenemos esa intuición especial que nos mantiene siempre alertas y atentas, siempre como soporte en todo momento. Gracias por tu visita y comentario, amigo y disculpa la tardanza en cobtestar. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Marina, me emocionas al ver ese amor inmenso a tu hija, es el más maravilloso sentimiento que podemos vivir y entregar.
    Bendiciones para ella y paea ti.
    Besitos y abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viviana, como madre que eres sabes muy bien del gran amor que se profesa a l@s hij@s. Gracias amiga por estar aquí y dejar tus gentiles palabras. Besos y abrazos Viviana.

      Eliminar
    2. Gracias Viviana, como madre que eres sabes muy bien del gran amor que se profesa a l@s hij@s. Gracias amiga por estar aquí y dejar tus gentiles palabras. Besos y abrazos Viviana.

      Eliminar