Etiquetas

martes, 7 de marzo de 2017

SOL Y LUNA












Se complementó la noche con su día y la luna y el sol hicieron las paces, no se estorbarían uno a  otro porque ambos convinieron aplacar sus fuerzas, evitar conflictos y rivalidades, vivir sin solaparse dentro de un mismo mundo, de un plural firmamento.

 Pulso de Titanes que en el tiempo mantuvieron por conservar el Sol su poder y prevalecer con su fuerza por encima de la Luna reina sin llegar nunca a someter a la gran diosa ni desposeerla de sus tierras. Bella entre las bellas, la más influyente de las diosas galácticas, no bajó nunca la guardia ni se dejó amedrentar por la furia de los rayos que el rey Sol a su sombra proyectara. Indomable dama, jamás fue desterrada ni vencida por monarca alguno que le impusiera condiciones para quedase en sus dominios.

Se convirtió el firmamento en un auténtico campo de batalla. Comprendieron en su infructuosa contienda que por muchas batallas que libraran ninguno desparecería, día sin sol, noche sin luna, imposible que sucediera, que ni el rey ni la reina puede gobernar ambos reinos en solitario pues los dos siendo contrarios se complementan.

Pactaron un armisticio respetando su mandato, compartiendo reinado como les corresponde, cada uno por separado. Rey del día se hizo el Sol y la Luna la noche regenta. 





Imagen de la red

2 comentarios:

  1. Fantástico lo plasmas, querida amiga.
    Así como en la vida, sólo con la razón es posible llegar a consensos. Ojalá en la vida, siempre resultara complementar y no atacar. La vida sería más grata, nos ahorraríamos tantos problemas.
    Un agrado leer, Marina.
    Feluz atardecer.

    ResponderEliminar
  2. El diálogo es la mejor manera de resolver conflictos y llegar a acuerdos sin que se tenga que recurrir a enfrentamientos violentos. Ojalá se tuviera eso en cuenta y, como bien dices, nos ahorraríamos muchos problemas. Besitos y abrazos muchos Viviana.

    ResponderEliminar