Etiquetas

jueves, 9 de marzo de 2017

DESVARIANDO










Y te creíste en posesión de la única verdad,

 cuando las verdades son múltiples, cada quien tiene la suya. 

Creíste en tu soberbia que la tuya eras la más cierta, 

que sin admitir razonamientos ni propuestas tu voluntad sería impuesta. 

Pobre e ingenua masa encefálica, viscosa sustancia negra y gris,

 incrustación craneal en tu escudo protegido,

 te crees superior por ser poseedora de inteligencia

 y menosprecias sin consideración a quien a ti se enfrenta. 

Voz única que cantar sola en el coro quiere, 

no admites a tu lado a quien rival consideras. 

Obvias al más poderoso motor del reino que sustentas,

 enemigo acérrimo eres del corazón a quien te impones con la razón

 y siempre te vence con los sentimientos.

 Divides pensamientos y manipulas desorientadas mentes. 

Vives en la espesura de tu recóndito y deforestado bosque,

huyendo del sonido de otras voces de todas las quejas que te interpelan.

 Te sobran, te molestan los clamores que exigen que enmiendes tus errores,

 que atiendas lo que las almas te reclaman, que depongas tu prepotencia.

 Que ahuyentes tus malditas voces de las mentes de las que te nutres y alimentas.







Imagen de la red

8 comentarios:

  1. Esa lucha entre cerebro y corazón, corría una frase por la red que hablaba de facilitar un diálogo, un entendimiento entre ellos y lo bien que va cuando lo hacen, ¿no te parece?
    Tus versos lo reflejan perfectamente, ni tan sabio es uno ni tan tonto el otro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Conxita, la verdad es que empecé a escribir queriendo contar otra cosa y a medida que fui leyendo le di la vuelta y me salió el eterno tema...la pugna que mantiene la mente con el corazón para imponer su razón. Muchas gracias por comentar y por tu visita amiga. Abrazos y besos muchos.

      Eliminar
  2. Somos y seremos vulnerables al amor, a ese sentimiento que domina todo el ser.

    Muy lindo su escrito.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos seres de amor y estamos diseñados para amar y ser amados. El amor es el sentimiento más bello que se puede dar. Gracias por tu comentario Hilario, me alegra que te haya gustado. Abrazos.

      Eliminar
  3. Querida Marina, qué razón tienes, esa pelea que mantienen el corazón, quien concentra el motor de nuestra existencia, el amor y los demás sentimientos, con la cabeza que con la razón se creen dueñas de nuestra verdad, pero por lo general, se ven desplazados o en casos mínimos, logran equiparar fuerzas.
    El equilibrio de ambos dan fortaleza en nuestra vida.
    Excelente escrito, querida amiga.
    Besitos y un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  4. Así es querida amiga, la razón siempre queriendo imponerse por encima de los sentimientos y cuando se trata del más bello sentimiento el corazón se impone con su fuerza. Mantener un equilibrio entre ambos es lo ideal pero muchas veces eso no ocurre así y es cuando surge el conflicto entre ambos. Agradecida siempre por tus palabras querida amiga. Besos y abrazos muchos.

    ResponderEliminar
  5. Le llamamos conflicto entre cerebro y corazón; cada uno cumple una función elemental. Somos un equipo. debemos trabajar juntos..difícil. Como dice la canción yo te ofrezco , alma, corazon y vida. TODO.

    ResponderEliminar
  6. Somos un equipo, pero que en muchas ocasiones entra en contradicción y se crea el conflicto. Gracias por comentar Juan francisaco. Abrazos.

    ResponderEliminar