Etiquetas

martes, 13 de junio de 2017

A LA DERIVA












Buscando apoyo en el propio valor, 

aferrada a la fuerza que nace del alma,

 aferrada a la vida que la mantiene alerta.

Desterrando combates que libera desde su infierno.

 Día a día un nuevo reto para vencer los miedos que atenazan su vida,

debilitando el cuerpo que en el envite se agota y pierde fuerzas.

 Alma errante en incesante búsqueda

¿dónde queda un oasis para ella en el que poder saciar la sed de calma?  

  Un remanso de paz al que la inviten sus aguas,

Donde el firmamento se ilumine de verde esperanza.

Donde no se ponga el sol y la luna no se oculte.

Donde  la soledad no pese ni se escriba con silencios.

Donde el cuerpo del guerrero repose sin miedo al nuevo día.

 Anclada sin amarres en el puerto,

 la furia del océano lleva a la deriva el viejo barco.

 Mas no pierde su rumbo ni su norte por fuerte que el viento golpee, 

la firmeza de su mástil no decae con la tormenta ni se viene abajo, 

en pie sigue majestuoso soportando el peso de la inclemencia.

Su fuerte espíritu lo sostiene contra todo pronóstico.

 A pesar del fuerte viento y la agitada marea

 su férrea voluntad la mantiene a flote.

  Va tapando las grietas impidiendo filtraciones

 que lleven al naufragio a su velero.

 Pequeña embarcación,

 diminuta envergadura...fuerte construcción. 

 Vientos desprovistos de furia se adivinan en el firmamento,

 nuevos aires de suave brisa se abren paso,

 aires portadores de amor, silbido y eco de esperanza.







Imagen de la red


7 comentarios:

  1. ¡Hola Marina! Qué bonito final (aires portadores de amor, silbido y eco de esperanza) Nunca se debe perder ese sentimiento que nos hace renacer y sobrevivir a nuestras propias tempestades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene, me alegra que que así lo veas. Es cierto, por muchas tormentas que se presenten en nuestras vidas sobrevivir a ellas nos motiva para seguir avanzando con nuevas perspectivas. Gracias por tus palabras y tu visita. Un fuerte abrazo!!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muy agradecida Reme por tus palabras y visita. Besos y abrazos todos querida amiga.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Ese espíritu fuerte que no se amedantra por las inclemencias al igual que el alma, la mar, todo es la voluntad la que sustenta la vida. Seguir adelante pese a todo.

    Muy hermoso, Marina.
    Abrazos y besos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mila, eso mismo creo yo también. Por muchas inclemencias y tormentas que se pongan delante la voluntad de vivir nos hace hacer frente a ellas para seguir avanzando porque a pesar de todo, la vida es bella y merece la pena vivirla y dar gracias cada día por estar aquí. Miles de gracias por tus palabras querida amiga. Te deseo un feliz fin de semana. Abrazos y besos todos!!!

      Eliminar