Etiquetas

lunes, 12 de junio de 2017

DESNUDA












Desnuda quedé ante ti,

 de toda vestidura dejé desprovista mi alma, 

 suelta, libre, para que navegar pudieras en mi profundidad,

 bucearas dentro de mí y en ella descubrieras mi esencia.

 Quise mostrarme cual soy ante ti.

Quise que vieras todo mi ser sin reservas,

darte a conocer mi todo con mis virtudes y mis defectos.

 Quise embriagar tu alma con las sensaciones que en mi sentir desencadenas.

cómo con tu sola presencia mi piel se enerva,

la agitación que sacude mi cuerpo cuando a mí te acercas.

 Encontradas emociones que se entremezclan,

ternura infinita de cálido y suave envoltorio,

  pasión enloquecida y encendida llamarada de acuciante deseo,

néctar de explosivo contenido en una combinación perfecta.

Para ti dejé mis puertas abiertas,

  conocedor te hice de los anhelos que en mi interior habitan

 de los temores y desvelos que en las sombras me acechan.

 Desnudé mi corazón y abracé mis sentimientos

el desenfrenado latir que provocas al respirarte tan de cerca.

 Me dejé llevar sin razonar

 por la tristeza y el misterio que se adivina en tu mirada.

 Mi corazón quedó prendido por el influjo de tu hechizo

y en la ensoñación de ese amor me sentí transportada.

 Te viví tan cierto como la luz que cada día el sol me regala,

 me enamoré de ti sin remisión y quise entregarte amor,

 todo lo el amor que desde la noche de los tiempos acumulaba,

  que se mantuvo hibernando a la espera 

de un nuevo despertar en una nueva primavera.

 Te amé no solo con el cuerpo,

te amé profundamente con el alma,

 en cada transpiración de mi piel.

 Te amé con todos los sentidos,

con todo mi ser,

con todo lo que soy,

 desde lo más profundo de mi corazón,

 con mi más pura esencia.

Desnuda me presenté ante ti y crucé el umbral de la pasión,

 mis ansias todas se desbordaron fluyendo como torrentes sin contención.

Lava impaciente,

 volcán en erupción,

 brasas encendidas

 esperando hacerse una contigo,

 fundirse como llamarada única de tórrida pasión,

 quemando y aplacando el fuego de esta encendida hoguera.








Imagen de la red




4 comentarios:

  1. Cuando consigues llegar al corazón y abrirlo de par en par, te das cuenta que hay allí tanto amor para dar, que todo parece poco.
    Es precioso lo que expresas, Marina, tal me parece que te comunicas con el alma.

    Muchos besos y abrazos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto querida Mila. Tanto amor por dar que a veces parece poco lo que se entrega. Muchas gracias por tus palabras amiga querida, son de gran valor para mí. Abrazos inmensos desde el alma!!!

      Eliminar
  2. Desnudarse es darlo todo a cambio de nada. Saber que nuestro corazón vibra y que nuestra alma mece para aquellas personas que entienden al corazón y al alma sin necesidad de hablar. Esto es romper cadenas, seguir en pro del amor y haciendo camino al andar para titilar de destellos debajo de un sauce o donde cuadre. El lugar es lo de menos. Lo que importa es amar, como dos en uno...
    Excelente trabajo, amiga. Un fuerte abrazo y feliz finde !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo siento yo también Joaquín. Me gusta lo que dices "Lo que importa es amar como dos en uno..." Gracias todas querido amigo por tus palabras y presencia en este pequeño rincón en el que habita parte de mi alma. Un fuerte abrazo y feliz descanso!!!

      Eliminar