Etiquetas

miércoles, 7 de junio de 2017

SILENCIOSA SOLEDAD












¿Cuándo terminará la noche? se pregunta agotada el alma.

 ¿Cuánto más se perpetuará la agonía que no deja que despierte la esperanza?

¿Cuántos amaneceres sin auroras son necesarios

 para dejar de llorar la absoluta ausencia que contiene la añoranza?

 Sabor a vacío y hiel con que se condimenta la tristeza.

En su mundo hueco el silencio devora sus entrañas

 y una a una las heridas se lame de su piel ensangrentada.

 Pobre alma atormentada que deambula entre penumbras y tinieblas,

amarga soledad que como una plancha de acero quiere aplastarla

 y su pecho oprime y en su grito se ahoga y su corazón gime y se perfora.

 Respiración rota que en su propia inhalación se asfixia,

soledad maldita que quiebra y resquebraja el alma,

silenciosa tempestad que en su mundo interno habita.

Silencioso eco sin sonido en el que no se reconocen las palabras,

fantasmagórica apariencia que deja tras de sí la huella de su presencia.

Irrumpes en mi vida sin consentimiento, sin dar tiempo a que te lo pida.

Amarga y silenciosa  soledad hoy no deseo de ti tu visita,

 quiero que vengas a mi casa cuando sea yo quien te reclame,

cuando sea yo quien te necesite como compañera y como amiga.







Imagen de la red



4 comentarios:

  1. Cierto ese matiz que introduces Marina en tu poema, esa soledad que venga cuando uno la llame, no por su cuenta. Ese matiz que hace disfrutar o sufrir por ella.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Conxita, muchas veces necesitamos esa soledad y disfrutamos al encontrarnos con ella, sin embargo cuando no es así se hace muy difícil de sobrellevar. Gracias por tus palabras querida y tu visita querida amiga. Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Hay días que no me extraña que el alma desee que llegue la noche y el sueño para liberarse y vuelve libre, de tormentosas voces mentales.

    Esa soledad, también es bienvenida cuando el alma está agotada.
    Bello y profundo tu poema en el que expones sentimientos que muchas no sabemos expresar.

    Muchos besos y abrazos, querida, Marina!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esos días se hacen eternos querida Mila y es en ellos cuando la soledad duele. Gracias miles por tus palabras y tu visita a este pequeño espacio. Besos y abrazos todos y feliz tarde de viernes querida amiga!!!

      Eliminar