Etiquetas

miércoles, 14 de septiembre de 2016

AVENTURAS Y DESVENTURAS DE ELLA: III











Después de todo, se dice para sí misma, tampoco es que haya conocido a tantos hombres personalmente, porque a medida que iba introduciéndose en ese mundo virtual iba aprendiendo a moverse en él y a detectar al depredador...

El siguiente ejemplar con el que Ella se topó tampoco tenía desperdicio alguno. A este lo conoció en una página distinta y el acceso a los candidatos para comunicarse entre ellos no era nada fácil ya que encima tenía que hacerse con la credencial VIP para tener el privilegio de poder hablar con la otra persona y eso suponía tener que pagar ¡Sí, Sí,! ¡Pagar! Vamos que Ella no estaba dispuesta a soltar ni un solo céntimo de euro en ninguna de estas páginas; ¿que se quedaba sin novio? pues, mira, mala suerte, será que debe ser así, pero ni un céntimo soltaba para tal menester.

La cuestión es que aquel señor tan especial pagó para poder leer los mensajes que se habían estado enviando y que ninguno de los dos podían leer jajaj. Se encontraban en la página, pero la muy puta no les dejaba comunicarse hasta acoquinar la mosca. Bueno, pues esto le dio mucha intriga y morbo al asunto porque Ella también quería saber qué le decía aquel señor en sus mensajes y además, le llegaban notificaciones a su correo con mucha frecuencia...¿sería eso señal de que aquel señor sentía verdadero interés en conocerla? Se despejó la incógnita cuando el susodicho caballero hizo el pago que les permitió a los dos gozar de las lecturas de aquellas misteriosas misivas y de las charlas en el chat durante los dos día que le permitía ese pago.
Qué bonito fue.¡Oh! Resultó ser un auténtico poeta, ¡qué belleza de palabras! aquí sí que Ella se quedó embelesada; solo de leer lo que aquel galante hombre le escribía la transportaba a otra dimensión y quedaba como suspendida en el aire, flotando en su fantasía, pero...¡Sí! hay un pero y es que empezó a meterse donde no le llamaban, o sea a intentar hacer cambios en la vida y costumbres de Ella y esto ya no le hacía ninguna gracia y la mosca pesada que siempre se le pone detrás de la oreja cuando intuye complicaciones volvió a aparecer, pero a pesar de eso, quiso llegar a conocerle más y ver si estaba o no equivocada, así que prepararon su primer encuentro...

Otro parque, otro lugar. A la protagonista le encantan los parques, estar en contacto con la vegetación sienta muy bien...Pues allí estaban los dos, en la tan esperada cita. A Ella le cuesta describir aquel encuentro porque a pesar de que el físico de una persona nunca lo toma en cuenta a la hora de valorarla con aquella se quedó "sumamente sorprendida" y... ahí quiere dejarlo, sin más comentarios. Estuvieron paseando por los maravillosos rincones de aquel parque, pero aquel señor parecía más interesado en cada piedra que encontraba por el camino que en la conversación que mantenían, cosa que aún la descolocó más si cabe, Ella se encontró en numerosas ocasiones hablando sola porque su interlocutor desaparecía de su vista cuando menos se lo esperaba en busca de algún tesoro escondido entre la vegetación del parque. Le pareció realmente extraño porque intentaba encontrar en aquella persona algún vestigio de aquella otra con la que había estado hablando en el chat, pero no encontró ni uno solo y llegó a pensar si se encontraba ante un caso de doble personalidad ya que lejos quedaba el romanticismo de los días anteriores y tenía ante sí a una persona que parecía más bien contrariada y disgustada... Ella no entendía nada. Se hizo la hora de los intercambios de deseos que a cada uno le gustaría alcanzar y el galán se erigió en su genio particular, portador de la lámpara mágica y dispuesto a cumplir algunos de sus sueños, entre los que destacaba "llevar" a la bella dama a la montaña que tanto la fascinaba...de escalada, vaya ¡¡¡Ella escalando montañas cuando a lo más que había llegado era a subirse en la escalera para hacer la limpieza de su casa o para cambiar alguna bombilla!!! Recuerda que esa visión la mantuvo aterrorizada incluso en sueños, se pasó varios días despertándose bañada en sudor por la pesadilla de verse precipitada al vacío...¡¡Ni de coña iba a ir con ese señor a ninguna cima montañosa!! El intento de convencerla se produjo en los día que precedieron al primer y único encuentro ya que no volvieron a verse pues las salidas que después programaron fueron fallidas...El buen hombre siempre salía con una excusa de última hora para cancelarlas. El mosqueo de Ella ya era inmenso porque verse las caras no, pero la bombardeaba sin tregua con sus mensajes en el correo electrónico... A este personaje le encantaba hablar a través del ordenador,(para más comodidad le regaló un enlace para que se instalara gratuitamente el Skype) y reclamaba de esa manera la atención de Ella que de ninguna de las maneras estaba dispuesta a pasarse las tardes enteras de cháchara con alguien que cada vez subía más el tono de sus expresiones... ¡Vamos! que entre que una vez le dijo aquello de que necesitaba "una señora en su casa" (esto le puso la piel de gallina por el terror que sintió) ¡Por dios Santísimo! una chacha es lo que andaba buscando aquel buen hombre! Pues con Ella que no contara y tampoco para tenerla sentada delante de una pantalla con la única intención de ponerse cada vez más cachondo...a saber a qué punto de excitación sexual quería aquel señor llegar... Ella no quiere pensar en eso, le coge escalofrío de imaginarlo...Con mucha diplomacia lo mandó a freír espárragos y quiere pensar que sigue ahí, muy atareado en ese quehacer.




Imagen de la red







5 comentarios:

  1. Jajajajaja, sin duda se ha quemado en la tarea.
    ¡Excelente! Me diviertes con este relato. Esperaré el siguiente capítulo Marina.
    Un abrazo y besitos para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Viviana jajaja celebro que te guste y te lo pases bien amiga, esa es la intención. Que tengas un buen día. Besos y abrazos para ti también!!!

      Eliminar
  2. Jajajajaja, sin duda se ha quemado en la tarea.
    ¡Excelente! Me diviertes con este relato. Esperaré el siguiente capítulo Marina.
    Un abrazo y besitos para ti.

    ResponderEliminar
  3. MADRE MIA ¡¡¡ Hay para escribir un libro. JAJAJA ¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que sí jajaj. Gracias por tu visita y tu comentario. Saludos cordiales!!!

    ResponderEliminar