Etiquetas

domingo, 4 de diciembre de 2016

PESADILLA











Te has vestido de gris para hacerme una visita.

Ni de blanco ni de negro,

elegiste el color gris

 para penetrar en mis sueños.

Neutro gris, color intermedio,

 color de presagio que difumina tu esencia.

No te has ido aún, ahí sigues,

 fundiéndote en mí con tu mirada,

esperas cruzar con calma la puerta que está entreabierta.

Entre sudor y desaliento de la pesadilla despierto,

angustiada por el terror me niego a interpretar el sueño.

Como en un redoble de sables mi corazón se acelera,

las punzadas que llevo clavadas son vaticinio de tu ausencia.

No te has ido todavía, aún te puedo sentir

aún mantengo tu olor y puedo adivinarte cerca.

Cuando cambies el color y en mis sueños aparezcas

sé que será tu adiós y que cerrarás la puerta.





Imagen de la red




4 comentarios:

  1. Qué pesadilla es ésa Marina el quedar a la espectativa de un adiós definitivo. Me deja con una sensación de belleza que causa dolor.
    Gracias por compartirlo.
    Un abrazo y besitos amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un adiós siempre es causa de dolor mi querida Viviana, este es un.sueño transformado en letras. Gracias por tus palabras y tu visita mi querida amiga. Besos y abrazos miles para ti.

      Eliminar
  2. Marina, que bella descripción de esas apariciones en siluetas grisáceas que a veces invaden los sueños, o habitación. A veces son presagios de ese adiós al que te refieres.

    Fuerte abrazo, y feliz día, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sé que lo has entendido Mila...a esos sueños, sí...fue un sueño y quise plasmarlo en letras. Fuerte abrazo para ti también amiga. Siempre agradecida por tus comentarios y presencia en mi pequeño rincón.

      Eliminar