Etiquetas

domingo, 25 de diciembre de 2016

VINISTE DE NUEVO











Viniste de nuevo a mí, te descubrí y se iluminó la mañana,

no por mucho tiempo, ya lo sé.

Me acostumbré a tu ir y venir

a tu ser sin estar a tu sentir sin presencia

a dejarnos una y otra vez un pedazo de corazón,

 un rastro de nuestra huella.

Como mensajes sin emitir,

sin palabras que pronunciar, sin voz que articular,

sé que me vienes a buscar porque también salgo a tu encuentro. 

Como unidos en un flujo mental, enlazados en un mismo pensamiento.

Voy y vienes, vengo y vas.

Te descubro nuevamente y me inundo de placer.

Te adivino, sonríes, me besas y te siento sin estar.

Llevo con ansia a mi boca cada uno de tus besos,

besos que sellan las bocas hasta quedarnos sin aliento.

Nos fundimos por un momento y nos dejamos arrastrar

por la fuerza contenida del explosivo volcán.

Irracionales y embriagadores instantes,

recreo para el corazón que sin querer estalla

 henchido por la emoción de la magia del momento.

Sueño con acariciar tu cuerpo y siento erizarse la piel en ese sueño.

Quizá algún día podamos averiguar cuánto hay de realidad

o si es la morbosidad lo que guía nuestros encuentros.





Imagen de la red





2 comentarios:

  1. Me suyugan tus poemas, me llevan a momentos, instantes vividos.
    Querida amiga tu pones en palabras los sentimientos, goces, o dolores que todos en algún momento vivimos.
    Gracias por los momentos que nos haces revivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida amiga, gracias infinitas por tan bellas palabras, me han emocionado Àngela...muchos besos y abrazos para ti amiga. Te deseo todo lo mejor en tu vida.

      Eliminar